Como les venía contando en la entrada anterior, el itinerario que escogí dentro del generoso menú temático ofrecido por el GIGAPP fue el siguiente:

–          A01 – Panel-Debate: Administración Pública al 2032 (mañana y tarde del 23/9)

–          A06 – Las Políticas de Recursos Humanos en las Ciudades (tarde del 23/9)

–          A08 – Analizando las Redes Sociales Digitales en la Gestión y las Políticas Públicas (mañana del 24/9)

–          A10 –  Gobierno Abierto: Avances, Alcances y Retos en el Actual Momento de Desarrollo (tarde del 24/9): Como ya les comenté, para esta mesa escribí y presenté un paper

–          G09 –   Nueva Gobernanza Local: Transparencia, Rendición de Cuentas, Participación y Open Government (tarde del 24/9).

El propósito de esta entrada (y de la que sigue) es destacar aquellos puntos que considero clave de entre todos los tratados durante las jornadas, en el marco del itinerario que elegí (naturalmente, existen muchos otros “itinerarios”, y por tanto otras perspectivas que un Congreso como este, plural en lo temático, hace posible).

A01 – Panel-Debate: Administración Pública al 2032: Coordinada por Manuel Arenilla Sáez, esta mesa estuvo enmarcada en la iniciativa GIAP 2032, cuyo objetivo es “abordar una reflexión teórica de alto nivel sobre el nuevo paradigma que debe presidir el pensamiento sobre el Estado y la Administración Pública del futuro”. ¿Cuáles son “las teclas” que hay que oprimir para una Administración moderna de aquí a 20 años?.

Image

La ronda de exposiciones arrancó por la mañana, con la ponencia de Henk Bruning, consultor holandés especializado en temas anticorrupción, que captó el interés del público por su dinamismo, con el tema “Los primeros pasos hacia una administración pública que cumple las normas internacionales del buen gobierno”. La ponencia de Quim Brugué (“Entornos y Motores de la Innovación en la Administración Pública”) fue brillante y nos aportó una serie de reflexiones: la innovación, (lejos de ser una palabra repetida casi en coro vacía de contenido), plantea desafíos concretos: la innovación es contraria a la costumbre inmovilista del hábitat administrativo, la innovación permite una cierta inexactitud, la innovación que supone la mera reducción de costes no es innovación, y el cuarto desafío es la sostenibilidad de la innovación. La innovación, finalmente, requiere de la construcción de más espacios descentralizados. Recomiendo la lectura de este paper.

Dentro de esta mesa, Lourdes García del Portillo presentó un excelente trabajo en clave filosófica (perspectiva que en congresos como este es de agradecer): “En busca de una administración pública vocacional”. Aquí, ella explora temas como el altruismo, la crisis de las creencias, los valores del utilitarismo (plasmados en las técnicas administrativas planteadas por Taylor o Fayol en el pasado, o en la relativamente reciente visión del New Public Management)  “¿Qué es una Administración Pública Vocacional?” es, en fin, la pregunta central de este trabajo.

La intervención de Raquel Hernando, de la Junta de Castilla y León, fue sumamente interesante, aportando estadísticas sobre Administración Electrónica, comentando la utilización de estándares de calidad como los ISO, entre otros aspectos de relevancia. Juana López Pagán nos habló de los aspectos más importantes del Open Government, resaltando que se trata de un modelo “en fase de consolidación teórica”, preguntándose si se trata de “¿un antídoto contra la desconfianza frente a los gobiernos?”. En cualquier caso, se adopta el esquema colaborativo de la gobernanza, de cara a generar “win win situations”, pasando, gracias al “yeswecan”, del “yo” al “nosotros”.

Me pareció de especial interés la ponencia de Francisco de Asís González  sobre la Administración Electrónica Judicial en España (en torno a este tema,quien escribe publicó en su día un artículo que puede consultarse en este enlace). La Administración Electrónica Judicial es un desafío de calado: plantea retos importantes y no es fácil de implementar, pero, sin duda, es necesario pensar en ella como herramienta útil para buscar alcanzar la tan ansiada “tutela judicial efectiva”, poniendo a raya la tradicional lentitud judicial que da respuestas tardías frente a un deseo de justicia que no espera. El tema aquí es cómo aplicarla, qué resistencias existen, qué aspectos inherentes a los principios procesales y a la naturaleza de lo judicial pueden chocar de alguna forma con la administración electrónica y de qué manera podemos encontrar convergencias que permitan la aplicación de estos mecanismos. Nos comenta Francisco de Asís que la idea es “automatizar para agilizar sin quebrar principios propios de lo procesal, respetando garantías”, idea con la que me alíneo plenamente. Este ponente resalta como aspectos positivos del esquema de Administración Electrónica Judicial la mayor igualdad y un mayor acceso a la justicia, pero el negativo sigue siendo la brecha de acceso a las tecnologías que posibilitan esta Administración Electrónica. Es un camino de transformación en el que es preciso tener en cuenta los siguientes puntos clave o ideas-fuerza: 1. Que prevalezca el objeto de la administración judicial electrónica, que es llegar a una tutela judicial efectiva, 2. Un nuevo modelo relacional, 3. ¿cuál es la configuración procesal de la Administración Electrónica Judicial en España?. Finalmente, realizar la siguiente pregunta: este modelo, es ¿disperso, unitario o flexible?.

A06 – Las Políticas de Recursos Humanos en las Ciudades

Image

Tuve el gusto de asistir a la mesa sobre Políticas de Recursos Humanos en las Ciudades, donde Sandra Bitencourt (que junto con Jorge Branco y Aline Tortelli escribió el paper “Escuela de Gobierno en Red: Desarrollo local y recuperación de las funciones públicas del Estado”) nos habló de “Rede Escola de Governo”, una iniciativa colaborativa de educación en asuntos públicos que gana terreno en Brasil y que, conjuntamente de una gran diversidad de instituciones educativas, pone en marcha proyectos de gestión local como el Pronatec (enseñanzas técnicas enmarcadas en el “Plano Brasil Sin Miseria” (BSM), frente a la necesidad de Brasil de contar con mano de obra capacitada. El proyecto usa las TIC para difundir la enseñanza y se usan también para la educación a distancia. Pudimos ver que no se trata meramente de una escuela técnica de gobierno sino que va más allá en la difusión de los valores de la diversidad (su participación en el proyecto “Riogrande sin Homofobia” así lo demuestra). Reflejando lo que de algúna manera mencionamos en nuestro paper, en el que abordamos los avances OGOV de Brasil, los ponentes se declararon unos “convencidos del Gobierno Abierto” y, así, por ejemplo, se prepara a los funcionarios para enfrentar los retos que plantean las leyes de acceso a la información pública. Considero que iniciativas colaborativas como estas tienen un gran potencial para fomentar la participación de calidad (calidad adquirida a través de una sólida formación para todos) en el marco de la apertura de los gobiernos.

Image

Image

(continuará…)

Advertisements