El proceso de diseminación e implantación de Internet, y su canalización a través de nuevos y diversos dispositivos, que a su vez han venido evolucionando con el tiempo, han abierto caminos que tienen la potencialidad de poner al alcance de la mano el propio gobierno. Sin ser elementos determinantes, ya que intervienen una multiplicidad de factores y procesos, no hay duda de que las tecnologías han venido constituyendo herramientas que pueden transformar la manera de relacionarnos con las Administraciones Públicas. Las tecnologías no son el apocalipsis ni la panacea universal: el investigador tampoco está para emitir ese tipo de juicios, sino para detectar sus utilidades y los desafíos que plantea, y analizar todo ello. Al hilo de esta idea, el debate sobre el efecto de las tecnologías en la sociedad y el de la sociedad sobre las tecnologías (tanto creación como uso), es riquísimo e interminable, se expande al ritmo “exponencial” de los avances tecnológicos. En ese marco, los eventos académicos procuran canalizar el pensamiento y la acción, generar sinergías, disensos y consensos, difundiendo el conocimiento y enriqueciendo la llamada “Inteligencia colectiva”. En el ámbito iberoamericano, ese cruce de caminos entre dos orillas, el esfuerzo del GIGAPP-IUOG es notable. La cita de este año parece ser, como no podría ser de otra manera, sumamente interesante. Se llevará a cabo en pocos días en la sede de Madrid del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas -CSIC- (solía hacerse en las amplias instalaciones del INAP), y promete. El título: “Nuevos Caminos para la Gobernanza en Latinoamérica”. 

Asistí a la cita en el año 2013 y me quedé con un buen sabor de boca y excelente impresión, relatada en este mismo Blog. Espero que este año sea igual o se supere. Por motivos de índole profesional de última hora, no podré asistir a la cita brindando una ponencia en el Grupo de Trabajo de Redes Sociales Digitales en el Sector Público, coordinado por Nacho Criado y Mentxu Ramilo. Los motivos valen la ausencia, desde luego, pero, al mismo tiempo, me apena no poder estar presente en esta importante cita para los que queremos una nueva administración y nos gusta analizar lo que tenemos e imaginar lo que queremos tener. Me hubiese encantado poder asistir, pero gracias a las brechas que reducen las tecnologías, podré seguir “en tiempo real” todo lo que allí se discute y comparte, participando del debate dentro de lo posible. No obstante ello, he preparado un artículo que será compartido y debatido en el seno de dicho Grupo de Trabajo (GT-A14), “Gobierno Móvil y Eficacia Administrativa”, donde analizo la diseminación de los dispositivos móviles y las aplicaciones, en su uso para la eficacia administrativa y un mejor gobierno. El caso escogido es el que me “pilla” más de cerca: el peruano. En el Perú, durante este año se han producido desarrollos importantes con esfuerzos desplegados desde la propia Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) -a través de la ONGEI-, que, sin embargo, han de matizarse en la medida que revelan un posicionamiento mayor en la capital de la República, cuando también serían de una enorme utilidad al interior de un país geográficamente accidentado. Sin embargo, como “addenda” ex post a mi artículo: he visto que existen esfuerzos de parte de la propia ONGEI por generar talleres al interior del país, capacitando a los actores más importantes en el desafío de la creación de aplicaciones al servicio de la eficacia administrativa. Los frutos, como es obvio, los veremos en el camino.

Aquí pueden acceder al documento que preparé para esta cita. Espero que les sea de utilidad.

Seguiremos conversando sobre el tema (espero) en los próximos días

Advertisements